domingo, 4 de diciembre de 2016

AMOR


AMOR
  
“Es esto:
Transacciones sin efectivo.
La manta siempre un poco corta.
El contacto flojo.”
Günter Grass

Es esto:
algo tan alejado de los sueños,
algo tan cercano al sueño,
una frazada siempre demasiado corta
y los pies destapados
tanteando el aliento del invierno.
La almohada en disputa,
la piel vigilante
(un tigre viejo que regresa
y algo que se escapa,
algo vivo que se salva).

La cocina diligente,
veinte dedos compasivos
releyendo cada día
el monólogo de un mantel a cuadros,
otra copa de vino.
Las urgencias que nunca
serán poema:
hay que cortar el pasto,
hay que sacar la ropa de verano,
hay que pagar el teléfono.

Es esto:
él mirándome con un deseo apacible
cuando me pruebo un vestido nuevo,
sabiendo de memoria mi ombligo,
mis gestos de cansancio,
las pequeñas arrugas que se van animando
a morderme los ojos.
Yo encaprichada con un perfume francés
que no voy a usar nunca.

La luna, en el cielo.
El mar, a 400 kilómetros.
¿Rosas? En el jardín, a veces
(“¿Ves? Esto es lo que hacen tus amigos los caracoles,
los que vos no querés matar:
o tenés rosas o tenés caracoles.
Decidite.”)
¿Princesas? En las películas de Disney, al principio
(y cuando se acaba el principio,
cuando se acaban los crayones,
la leche chocolatada,
los actos por el 25 de Mayo,
cierto desencanto, 
una soledad de  a dos que se instala sobre los muebles
como una fina capa de polvo).

Es esto:
cheques girados al descubierto,
números rojos,
pagarés impagables.
Domingos sin misa,
misas donde nos partimos y nos repartimos
y somos un poco dioses,
un poco salvadores del mundo.
Huellas que van quedando
en la memoria de la nieve
y un deshielo siempre al acecho
que no va a llegar nunca.


Arte: "Wedding", Marc Chagall
Del poemario "Pretty in pink" (2016)


viernes, 2 de diciembre de 2016

LA CHICA DE LENTES


LA CHICA DE LENTES


Cada vez que pienso en vos
hay alguien que se interpone entre la memoria
y la saliva refundando el deseo:
la chica de lentes.
Tu chica de lentes.
Mi Waterloo.


Me preguntó por qué la chica sí y yo no.
Dónde terminó mi olor y comenzó su cintura.
Cuándo el recuerdo se vació de mí
y se bifurcó hasta convertirse en un par de piernas feroces
rodeando tus caderas
(ella subió a tu cuerpo
y yo
me diluí,
dejé de ser en tu boca).



La chica lee a Pilar Sordo o a Paulo Cohelo
y yo
sufro por Annabel Lee desde que cumplí diez años.
Sonríe con la estúpida vacuidad de un rumiante
y yo
me jacto de llorar en cinco idiomas diferentes.
Vende cosméticos, o bijouterie, o filtros de agua
y yo
masturbo tu recuerdo con poemas que se caen de maduros
en la boca del hambre.
La chica es real
y yo
soy Elizabeth Taylor estrellando muñecas contra la pared
en “Raintree County”
(mala, mala, mala,
delirante,
caprichosa,
me voy a agenciar una mujer cuya única duda
sea “vacío o asado de tira”
y no insista en probarse los vestidos
de todas las sureñas malcriadas de Hollywood).


Si a cualquier hombre que no fueras vos
lo hicieran elegir
entre la chica y yo
me elegiría a mí, por supuesto.
Ella usa lentes Ray Ban Aviator de imitación
y yo

soy encantadora.
Lo que no cambia para nada
la aplastante realidad de cada día:
ella amaneciendo en tu cama
y yo
desayunando en Tiffany,
sola.


Arte: "Girl 3"Vasiliy Lastochkin

Del poemario "Pretty in pink" (2016)



miércoles, 30 de noviembre de 2016

BOOMERANG


BOOMERANG


 Hubo un día en el que dejó de dolerme hasta la muerte
cerrar la ventana
porque amenazaba tormenta.
Dejaron de dolerme las pestañas,
el pelo,
las uñas,
la saliva.



Hubo un día en el que le abrí las piernas a otro
sin esperar que fueras vos el que me llenara
(fue mi pequeño Mardi Gras,
collares de colores y pechos desnudos,
borrachos hasta mañana y mañana que se acabe el mundo,
y esa estúpida alegría
que nunca supe muy bien de dónde vino).


Ese día no le puse la otra mejilla a tu ausencia.
La casa dejó de deshojarse.
Los libros dejaron de temblar.
Y vos no le hincaste el diente a mis perdices.


Creo que fue el día en el que ella te dejó.



Arte: Fatima Tomaeva 

Del poemario "Pretty in pink" (2016)


lunes, 28 de noviembre de 2016

GOODBYE, NORMA JEANE


"Goodbye, Norma Jeane"

1º Premio Concurso Nacional de Poesía Adolfo Bioy Casares 2015

Municipalidad de Las Flores

Diseño de tapa: Adriana Buján

viernes, 25 de noviembre de 2016

INDIFERENCIA - DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER


INDIFERENCIA

"¿por qué grita esa mujer?
¿por qué grita?
¿por qué grita esa mujer?
andá a saber"

Susana Thénon 


Ella salía a la calle

con lentes oscuros

cuando no había sol

(qué mujer tan distraída).

Tropezaba con todos los muebles,

se caía

(qué mujer tan torpe).

Usaba mangas largas en verano,

¿nunca te preguntaste por qué?


Ella se escondía

detrás del maquillaje de los buenos días,

apenas levantaba la voz,

apenas levantaba los ojos.

¿Tenía voz?

¿Tenía ojos detrás de esos lentes de sol?

¿Ese agujero donde las palabras se astillaban

como huesos viejos

era una boca?

¿Había algo más que leche y humo

en sus tetas de madre,

algo más que jabón en polvo y sangre

para lavar la culpa de su útero?


Ella había olvidado su nombre,

los nombres de sus hijos,

era una perra apaleada manchando los rincones,

y esos cachorros sin brújula,

y el hambre,

y el frío.

El miedo.


Ella gritaba.

¿Te acordás?

Gritaba.

Vos decías que estaba loca.

Ese día subiste el volumen de la indiferencia

para no enterarte.


No sé qué sentís ahora cuando escuchás  a Fergie

cantando Quando, Quando, Quando.


Yo tendría ganas de vomitar.



Arte: "Nicola", Adelaide Damoah