lunes, 7 de agosto de 2017

BULLYING


BULLYING



Nadie se está preguntando hoy

quién mató a Lara.

Ella eligió morirse.

Ella eligió cómo

(se pegó un tiro debajo de la pera

la loca de mierda).

Ella eligió dónde

(un quilombo

los pibes que estaban ahí en el aula

toda la sangre

asqueroso).

Ella supo por qué

(supuestamente fue un juego

qué se yo

me chupa un huevo).

Ella eligió no suplicarles

a los que se corrieron para que su suicidio no los salpicara

cuando la vieron sacar el 38 de la mochila.



Nadie se está preguntando hoy

quién mató a Lara.

A nadie le importa.

Lara no es Hannah Baker.

No hay trece razones.

No hay próxima temporada.

Mañana la entierran y  sanseacabó.



La comunidad educativa está muy consternada

(¿justo acá se tenía que pegar el corchazo la piba?).



6 comentarios:

  1. Uy un poema especial..que pena de niña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una tristeza enorme. No estamos cuidando bien a nuestros chicos.

      Eliminar
  2. Cuánto silencio sobre esta muerte. Cuánto nos quiso decir y nos negamos a descifrar tan sólo con dos palabras: "chau mierdas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado silencio. No estamos escuchando, no estamos entendiendo, no estamos a la altura. Estoy triste y enojada.

      Eliminar
  3. Cada vez son más los que toman ese camino. Que tristeza!

    ResponderEliminar
  4. Realmente muy triste. Lo que deben sufrir estas criaturas es indecible. La infiferencia, atroz. Parece que si uno dice las cosas descarnadamente, como son, está cometiendo un pecado. Ayer me hice mucha mala sangre con esto. Es como barrer la basura abajo de la alfombra para que no se vea. Me parece que la chica se merece algo más. Abrazo.

    ResponderEliminar